La Empresa

Eletra: referencia en transporte sostenible

Innovar está presente en el ADN de Eletra desde su creación, en 1988. La búsqueda de soluciones para el transporte público transformó a la compañía en referencia en la producción de ómnibus eléctricos en las versiones trolebús (red aérea), híbrido (grupo motor generador + baterías) y eléctrico puro (baterías). Actualmente, la marca está presente en 400 ómnibus con tracción eléctrica en operación en la gran São Paulo, además de en ciudades como Rosario, en Argentina, y Wellington, en Nueva Zelanda.

La búsqueda de soluciones sostenibles para el transporte público surgió de las manos de los hermanos Maria Beatriz y José Antônio Setti Braga. La familia se encuentra a hace más de 100 años en el ramo del transporte y, en el pasado, ofrecían los servicios de carruajes. Actualmente, controlan un grupo con diversas actividades en el sector.

Delante del desafío de buscar nuevos colectivos más económicos y sostenibles, los hermanos fueron a conocer la experiencia de Florencia (Italia), que cuenta con una flota de trolebuses y otras opciones eléctricas. Quedaron admirados con la tecnología, pero descubrieron que los vehículos estaban lejos de atender con las necesidades de la compañía. Buscaron la solución con el ingeniero electricista Antonio Vicente Souza e Silva, considerado como uno de los “padres” de los trolebuses brasileños y recibieron el consejo para realizar su propia producción en Brasil. Los Braga se lanzaron en un nuevo emprendimiento, que contó con un sistema creado por Silva y su equipo.

En 1999, nace el primer híbrido con tecnología nacional con motor eléctrico de WEG, responsable por la tracción, y propulsor a explosión, suministrado por Mercedes-Benz, que actúa como el generador de energía, trabajando siempre en la misma rotación. Moura quedó como el responsable por el suministro de las baterías de plomo-ácido. El resultado fue un motor a diesel menor que el de las versiones convencionales, garantizando una reducción del 95% en la emisión de partículas. El reconocimiento del nuevo producto llegó luego enseguida, en el 2003. El vehículo fue uno de los cinco finalistas del World Technology Award, de EUA.